Sin sorpresas

Publicado en: Costa Rica 0

El anuncio de Johnny Araya no me sorprendió.

El candidato liberacionista la tenía cuesta arriba. Ciertamente la gente no quería el continuismo verdiblanco, incluidos en ese grupo una mayoría de votantes del PUSC y del ML.

Araya tomó una decisión racional para sí y para su partido. Se evitó un desgaste personal considerable y al partido una bancarrota. El PLN se gastó todo en la primera vuelta, y pasado el sombrero para la segunda, fueron pocos los contribuyentes.

El abstencionismo previsible para la segunda ronda, dados los antecedentes del 2002, podría verse potenciado por el virtual retiro del palmareño. En este escenario la derrota del PLN podría ser menor, bien valía la pena jugarse esta salida para salvar cara.

El carácter de la derrota del 2 de febrero (descenso de la votación liberacionista a sus más bajos niveles históricos) ha provocado fisuras en el partido, y como es normal se ha iniciado la cacería de los culpables. Sanar estas heridas tomará tiempo. En ese contexto, la capacidad para un buen combate era muy débil.

Los mal pensados han visto en la renuncia y participación pasiva una maniobra dirigida a disminuir la legitimidad del mandato de Solís. No es lo mismo ganar con la participación del 70% del padrón que con el abstencionismo del 50% de este.

Un presidente, ya debilitado por una escasa representación parlamentaria, se vería adicionalmente limitado por un resultado electoral que no fuese claramente mayoritario.

Algunos fundamentalistas en el PLN se han enojado y le exigen al exalcalde su inmolación, en nombre de los principios y de la valentía, al calor de la derrota esto es explicable, pero estos ardores se extinguirán pronto.

Araya continuará presente hasta tanto no se inicie la nueva etapa parlamentaria, una vez abiertos los fuegos políticos en Cuesta de Moras, surgirán nuevos y viejos liderazgos, Johnny ingresará serenamente a la historia partidaria.

Pasó lo que tenía que pasar.
POR CONSTANTINO URCUYO
El Financiero, Costa Rica, 08 MAR 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.