Día Internacional del Deporte: en casa pero no sedentarios…

Por Fátima MAKHOUKH*

Fátima Makhoukh, periodista marroquí
El lunes 6 de abril se celebró el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz. La fecha fue establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2013 con el propósito de concienciar sobre el papel que cumple el deporte en la promoción de los derechos humanos, así como en el desarrollo económico y social.

La UNESCO, agencia principal de las Naciones Unidas para la Educación Física y el Deporte, recuerda su importancia histórica en todas las sociedades estimulando la competencia, el juego y la actividad física. Y recuerda que: “El deporte y el juego son derechos humanos que deben ser respetados y aplicados en todo el mundo […] El deporte, debido a su escaso coste económico y a su gran eficacia, está siendo utilizado como herramienta de trabajo en proyectos de desarrollo y de consolidación de la paz, no sólo por las agencias del sistema de las Naciones Unidas, sino también por organizaciones no gubernamentales (ONG), gobiernos, agencias de desarrollo, federaciones deportivas, fuerzas armadas y medios de comunicación.

El deporte no puede seguir siendo considerado como un lujo en la sociedad, sino más bien como una inversión importante en el presente y el futuro, especialmente en los países en desarrollo”.
Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO,

Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, dirigió un mensaje con motivo de esta celebración en condiciones atípicas impuestas por la pandemia del coronavirus: “En este periodo sin precedentes, el deporte sigue siendo un aliado precioso. Se trata, en efecto, de mantener una actividad, algo fundamental para la salud y el bienestar físico y mental, pero también de ver los valores del deporte encarnados de una manera diferente –valores de solidaridad e inclusión, de equidad, de intercambio y de superación, que nunca han sido tan esenciales–». La responsable de la Unesco enfatizó que en estos tiempos difíciles el deporte es una fuente de solidaridad y de esperanza, instó, en un contexto difícil, a encontrar oportunidades para nuevos avances una vez que se haya superado la grave crisis ocasionada por la propagación del covid-19.

Debido a las actuales circunstancias el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz transcurrió sin celebraciones deportivas en grandes escenarios. Las competiciones han sido canceladas o postergadas. La pandemia ha paralizado todas las competencias deportivas no así las cualidades humanas que entrañan las distintas prácticas deportivas y que además de importantes satisfacciones individuales y triunfos colectivos, emocionan y alegran a miles de seguidores y entusiastas en todo el planeta.

La palabra de este año, sin duda, es solidaridad. Invita a cooperar, a luchar y a aportar en la medida de las posibilidades que cada uno tenga para ayudar a otros, a su entorno, incluso a desconocidos que se han visto afectados de diversas maneras por los efectos devastadores de la pandemia. Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, indicó en un vídeo difundido en las redes sociales del Comité que: «Si se están manteniendo activos, fuertes y sanos, podremos celebrar todos juntos como un gran festejo de nuestra resiliencia, de nuestra solidaridad y de la unión de la humanidad en toda nuestra diversidad».

En tiempos de pandemia los deportistas han dado ejemplo al aunar esfuerzos para ayudar a otros, por ejemplo, clubes deportivos han puesto a disposición de las autoridades sus instalaciones para el establecimiento de hospitales y puestos médicos. Deportistas de élite en diferentes disciplinas han realizado importantes donaciones o redujeron sus salarios para hacer aportes y paliar los efectos de la crisis en la actual coyuntura. Además, la tecnología y el mundo digital también permiten que figuras deportivas que gozan de amplio reconocimiento internacional participen en campañas de sensibilización encaminadas a prevenir el contagio y a cumplir rigurosa y responsablemente con las normativas que se han establecido en esta situación de emergencia global. Algunos deportistas, a través de sus canales virtuales y en redes sociales, han animado a sus seguidores, a quedarse en casa y a no descuidar su actividad física pese al confinamiento, entre los hashtags más utilizados destacan:  #YoMeQuedoEnCasa o #YoEntrenoEnCasa.

La FIFA ha unido esfuerzos con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para apoyar la campaña #BeActive, que se ha lanzado con motivo del Día Internacional del Deporte. Y con #HealthyAtHome anima a que la gente se quede en casa sin por ello descuidarse. La OMS recomienda a todas las personas adultas sanas que practiquen al menos 30 minutos de actividad física al día y que los niños hagan al menos 60 minutos de ejercicio al día. #BeActive y #HealthyAtHome hicieron recomendaciones para fomentar los hábitos saludables en el hogar.

La comunidad internacional enfrenta circunstancias excepcionales, pero estas no deben privarnos del ejercicio y de la actividad física que fortalecen el cuerpo, estimulan la mente y reaniman la conciencia. Es posible realizar algunas actividades físicas en casa, con mayor razón cuando el periodo de confinamiento es incierto y tiende a prolongarse. Por lo mismo, es preciso adaptar algunas rutinas de actividad física, no sólo por cuestiones estéticas, también para vencer el aburrimiento y la depresión, para fortalecer el sistema inmunológico y la defensa natural de nuestros organismos contra las infecciones, las bacterias y los virus.

Fátima Makhoukh es periodista marroquí. Un artículo para CPLATAM -Análisis Político en América Latina- ©

Abril, 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.