Marruecos, Israel, Estados Unidos y el Gobierno Biden o la continuidad del acuerdo a tres bandas pactado por la Administración Trump

Este jueves 1 de julio (2021), Barak Ravid indicó en el portal Axios de Tel Aviv que Marruecos planea concluir su proceso de normalización con Israel, convirtiendo —en un futuro cercano— su oficina de enlace diplomático en Tel Aviv en una embajada oficial. Ravid observó que este podría ser el primer logro tangible en los esfuerzos de la Administración Biden para avanzar en la concreción de los acuerdos de normalización entre Israel y algunos países árabes legados por el Gobierno Trump.

Ravid recordó que Marruecos renovó sus relaciones diplomáticas con Israel como parte de un acuerdo a tres bandas por el cual la Administración Trump reconoció la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental. Sin embargo, los marroquíes no avanzaron plenamente en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Israel, optando por la mutua apertura de oficinas de enlace diplomático en lugar de embajadas y reteniendo mecanismos de negociación en caso de que la Administración Biden considerase revertir la decisión estadounidense sobre el Sahara Occidental.

Brett McGurk, el principal asesor del presidente Biden para Oriente Medio mantuvo una conversación telefónica últimamente con el ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, en la que confirmó que el Gobierno de Joe Biden no planea revertir la decisión tomada por Donald Trump sobre el Sahara Occidental, según le indicaron algunas fuentes a Ravid. Adicionalmente, McGurk le pidió a Bourita apoyar el nombramiento de un enviado de la ONU para el Sahara Occidental con la intención de revitalizar el proceso tendente a una solución para ese contencioso territorial, así como avanzar en la normalización con Israel. Este mes de julio se esperaría que tres aerolíneas israelíes inicien vuelos directos desde Tel Aviv a diferentes destinos de Marruecos y que ello redunde en la visita de miles de israelíes a Marruecos durante el verano. Se supone que Marruecos anuncie próximamente la decisión de abrir su embajada en Israel, aunque el Ministerio de Relaciones Exteriores de Marruecos se negó a emitir comentarios, precisó Ravid.

El reportero añadió que ni el Sahara Occidental ni la normalización con Israel hicieron parte de los temas tratados por Estados Unidos y Marruecos en la reunión que mantuvieron Nasser Bourita y Antony Blinken el lunes durante su encuentro en Roma. Y, a propósito del encuentro entre Bourita y Blinken, el secretario de Estado de los Estados Unidos indicó el 28 de junio en Twitter que tuvo un «Buen encuentro» con el ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, «para revisar nuestro interés compartido en la paz y la estabilidad regionales y los derechos humanos, incluida la libertad de prensa. También discutimos los acontecimientos en Libia y nuestro deseo de ver estabilidad y prosperidad allí».

Omar Radi y Soulaimane Raissouni son dos periodistas marroquíes que se encuentran en prisión preventiva desde hace un año, sus solicitudes de libertad provisional han sido denegadas sucesivamente

La alusión de Blinken a la libertad de prensa, durante su encuentro con el canciller marroquí, no ha de ser casual habida cuenta de la presión y demandas de las organizaciones internacionales de derechos humanos y para la defensa de periodistas debido al clima deficitario que presenta Marruecos en materia de libertades de prensa y expresión. De hecho, uno de los periodistas encarcelados desde hace más de un año, Soulaimane Raissouni, ya ha superado dos meses en huelga de hambre reclamando un juicio justo y libertad provisional que le ha sido denegada en sucesivas ocasiones.

La periodista marroquí Safaa Kasraoui indicó que la Administración Biden no planea revertir el reconocimiento de Estados Unidos sobre el Sahara Occidental, haciéndose eco del reporte publicado en Axios. Kasraoui dijo que la noticia va a causar más frustración entre los partidarios del Frente Polisario, en particular para los regímenes de Argelia y Sudáfrica que han movilizado a sus cabilderos para «socavar la integridad territorial de Marruecos». Morocco World News recogió que Brett McGurk, coordinador del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca para Oriente Medio y el Norte de África reafirmó que Estados Unidos no tiene intención de revertir el reconocimiento estadounidense a la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental y que —en su conversación con Bourita— McGurk también enfatizó en la necesidad de seguir adelante con el «proceso de normalización con Israel».

Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, también confirmó en conferencia de prensa el jueves 1 de julio de 2021 que no se ha producido ningún cambio en la posición de la Administración Biden respecto al reconocimiento que hiciera Estados Unidos en lo que atañe a la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental producto de la decisión tomada por Donald Trump al final de su mandato. Esta sigue siendo la posición oficial de Washington. Estados Unidos es el primer Estado miembro permanente del Consejo de Seguridad en respaldar abiertamente la posición de Marruecos al reconocer la marroquinidad de ese territorio disputado. La posición oficial de Estados Unidos incidirá de forma decisiva y probablemente definitiva en el curso y en el futuro de este contencioso territorial.

*Clara Riveros es politóloga, analista política y consultora en temas relacionados con América Latina y Marruecos. Autora de los libros Diálogo transatlántico entre Marruecos e Iberoamérica y Diálogos transatlánticos, Marruecos hoy. Directora de la plataforma CPLATAM que promueve ideas liberales y el seguimiento de la coyuntura política en los países de América Latina y el Magreb.

Julio, 2021, CPLATAM -Análisis Político en América Latina- ©

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.