Libros I Origen, mitos e influencias del antisemitismo en el mundo

Origen, mitos e influencias del antisemitismo en el mundo, del historiador argentino Ricardo López Göttig, es un libro que merece ser leído y difundido, por cultura general y para superar sesgos y prejuicios producto de la ignorancia y el desconocimiento.

Ricardo López Göttig es historiador de la Universidad de Belgrano (Buenos Aires) y doctor en Historia por la Universidad Karlova (Praga), en su libro Origen, mitos e influencias del antisemitismo en el mundo (CADAL, 2019), plantea, desarrolla y confirma que el nacimiento del Estado de Israel «no fue el fruto de una conspiración de gobiernos manipulados tras las sombras por el sionismo: los Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Soviética tuvieron sus dudas al respecto, ya que querían evitar enemistarse con los países árabes, proveedores de petróleo. Tanto los occidentales como los soviéticos tenían dudas sobre a qué bloque se integraría Israel en la naciente Guerra Fría».

El historiador realiza una aproximación rigurosa y pertinente sobre los orígenes y la evolución del sionismo, a la vez que aborda las delirantes teorías de conspiración sobre los judíos, analiza el nacionalsocialismo y su ideología genocida, los autores antijudíos, la negación de la Shoá —que para los judíos significa «catástrofe» y refiere al Holocausto o persecución y aniquilación sistemática de 6.000.000 de judíos entre 1933 y 1945—, y, finalmente, presenta una exhaustiva reconstrucción de los eventos históricos que antecedieron y que siguieron a la creación y a la consolidación del Estado de Israel.

El libro de López Göttig posibilita la comprensión lógica e histórica de los hechos y de los roles que jugaron los distintos actores implicados, pero además evidencia las interpretaciones maniqueas y súper ideologizadas, cargadas de prejuicios, sectarismo y antisemitismo que proliferan y se difunden en medios de comunicación y por intelectuales, académicos, agrupaciones de izquierda y autodenominados progresistas.

Si los palestinos todavía mantienen el aliento de querer retornar a la geografía Palestina, los judíos mantuvieron vivo el mismo deseo durante 20 siglos, observa el escritor y ensayista José María Lizundia, siguiendo los planteamientos esbozados por López Göttig en torno a la creación del Estado de Israel.

José María Lizundia nota que «desde los tiempos bíblicos de los reinos de Judá e Israel, después solo Israel, siempre ha habido diversos grupos humanos (cananeos, asirios, etc.,) en el territorio denominado Palestina. Hoy, en pleno siglo XXI, el Estado de Israel tiene nueve millones de ciudadanos de los cuales 1,9 millones son árabes (cristianos, drusos, samaritanos, beduinos, musulmanes), este sería un 21% del total de la población. Así como en todo el denominado mundo árabe han existido hasta el siglo XX grandes comunidades judías, en el territorio de Israel también quedaron judíos, menos tras su expulsión, pero hubo considerable presencia judía. Palestina ha sido una denominación geográfica y una entidad bajo mandato británico en la primera mitad del siglo XX, como fue la creación de Jordania —ex novo con la dinastía Hachemita—, que tras la I Guerra Mundial pasó del dominio turco al inglés».

«En 1948, los árabes se negaron a la creación de los dos Estados, Palestina e Israel, y quisieron invadir Israel, sin poder consumarlo. Desde entonces, caiga el mundo circundante, de Israel con la Nakba —que para los árabes significa «catástrofe» y que marcó el éxodo— fueron expulsados, contando huidos y los que vendieron sus tierras, unos 700.000 palestinos —como otrora fueron expulsados los judíos—, pero, con todo, son muchísimos menos los palestinos expulsados que los sirios e iraquíes expulsados de Siria e Irak sin que pase nada», indica el abogado y escritor español.

Actualmente, el gobierno de coalición que se formó en Israel a mediados de 2021 está integrado por un partido árabe, islamista moderado, la Lista Unida Árabe (Raam), que lidera Mansour Abbas. De hecho, dice Lizundia, «creo que esta es la primera vez, desde la creación del Estado de Israel, que un partido árabe entra —con 4 escaños de un total de 120— en el gobierno israelí». El autor español insiste, desde hace años: «a los palestinos habría que empezar a considerarlos mayores de edad».

Clara Riveros
CPLATAM -Análisis Político en América Latina- ©

Enero, 2022

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.