Colombia y Marruecos: una relación que se fortalece / En diálogo con la Embajadora María del Pilar Gómez

La Embajadora de Colombia ante el Reino de Marruecos presentó sus Cartas Credenciales al Rey de Marruecos el 22 de enero (2020)

María del Pilar Gómez y Mohamed VI. Presentación de las Cartas Credenciales de la Embajadora de Colombia al Rey de Marruecos (22/01/2020)

Por Clara Riveros*

La embajadora colombiana recorriendo algunas ciudades marroquíes

Colombia y Marruecos celebraron el año pasado el 40° aniversario en su relación bilateral. La relación ha ido a más en los años recientes. Comparten visiones sobre algunos aspectos y confluyen en diferentes temas. El país andino y el país magrebí no tienen irritantes que incidan o afecten negativamente la relación bilateral. Añádase que Colombia ha evolucionado su posición respecto a la controversia territorial norteafricana. Ambos países aspiran a potenciar sus posiciones y liderazgos en sus respectivas regiones, enfrentan retos y problemáticas propias de los países en desarrollo y tienen vecinos que no son fáciles.

Los dos países hoy mantienen un diálogo fluido y buscan alcanzar una mayor cooperación, intercambio y conocimiento mutuos. Hablamos, esta semana, con María del Pilar Gómez Valderrama, Embajadora de la República de Colombia ante el Reino de Marruecos quien dio cuenta de los avances y de los desafíos para el fortalecimiento de la relación colombo-marroquí a diferentes niveles. La Embajadora dejó constancia del buen clima de la relación, de la sintonía a lado y lado del Atlántico para hallar sinergias, estrechar lazos culturales y profundizar el intercambio económico habida cuenta de las potencialidades de los dos países.

La embajadora colombiana recorriendo algunas ciudades marroquíes
Clara RIVEROS: ¿Quién es María del Pilar Gómez Valderrama?

María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: Soy diplomática de carrera desde hace más de 30 años. Abogada con maestría en Ciencias Políticas y estudios en Relaciones Internacionales. He desempeñado diversos cargos en el Ministerio de Relaciones Exteriores, así como en diferentes misiones diplomáticas de mi país. Soy esposa y madre de un hijo.

Clara RIVEROS: ¿Ha tenido algún acercamiento previo a Marruecos, al Magreb o al continente africano ya sea a nivel diplomático, académico o cultural?
María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: En el año 2015 tuve la ocasión de visitar Marruecos en plan turístico-cultural en compañía de mi familia y amigos, visitando sus cuatro ciudades imperiales: Marrakech, Fez, Meknes y Rabat. Si hay algo que define a un país y lo hace único es su cultura. Ver su arte, vivir sus tradiciones, probar su gastronomía y pasear por su historia fue, sin duda, la mejor guía para descubrirlo y el abrebocas para seguir conociéndolo. 
La embajadora colombiana recorriendo algunas ciudades marroquíes

Marruecos es un país fascinante por sus ricas tradiciones y prácticas culturales, que se reflejan también en la diversa belleza arquitectónica que se encuentra en todo el país, sus mercados tradicionales y su rica gastronomía.

Clara RIVEROS: En 2019 se cumplieron los 40 años de la relación bilateral entre la República de Colombia y el Reino de Marruecos, ¿Cómo han sido históricamente las relaciones entre los dos países?

María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: En 1979 se establecieron relaciones diplomáticas entre el Reino de Marruecos y la República de Colombia.  Desde entonces, los dos países mantienen excelentes relaciones bilaterales de amistad, respeto mutuo y cooperación, y disponen actualmente de representaciones diplomáticas a nivel de embajadoras en Bogotá y Rabat.

Durante estos años, varios acuerdos se han firmado entre el Reino de Marruecos y la República de Colombia, los cuales constituyen un marco legal para el desarrollo de actividades en diversos sectores de interés mutuo, tales como la educación, la investigación y el desarrollo, la promoción cultural y deportiva, el comercio y el turismo, entre otros. A nivel cultural, los dos países son conscientes de las afinidades culturales y lingüísticas compartidas, debido a un legado histórico morisco y africano.

La embajadora colombiana en Rabat donde está ubicada la Embajada de la República de Colombia en el Reino Marruecos

Este aniversario nos brindó la oportunidad de reafirmar los lazos excepcionales de amistad y cooperación entre los dos países y constituyó, además, una oportunidad para reiterar la voluntad mutua de continuar consolidando esta relación bilateral y estableciendo nuevos espacios de trabajo.

El año pasado, a raíz de la visita del Canciller colombiano a Rabat y con el propósito de dar un impulso a las relaciones bilaterales y reactivar los distintos mecanismos de estas relaciones, se acordó relanzar el diálogo político a través de la celebración de las III Consultas Políticas Bilaterales, que no se celebraban desde 2015. Asimismo, se acordó fijar una fecha para realizar la II Sesión de la Comisión Mixta, pues la última reunión se celebró en 2006. Por ello, el pasado 13 de febrero se llevó a cabo la II Reunión de la Comisión Mixta de Cooperación Técnica, Científica y Cultural y al día siguiente el 14 de febrero, se celebraron las III Consultas Políticas Bilaterales a nivel de Directores de las respectivas áreas geográficas, donde se repasaron los principales temas de la agenda.

Clara RIVEROS: Colombia elevó el nivel de su relación bilateral con Marruecos (en 2019 usted fue designada Embajadora, pero en años anteriores se nombraba un Encargado de Negocios). ¿Qué elementos motivaron la evolución de la relación bilateral?
María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: Marruecos es un país muy importante para Colombia y con el propósito de dar un fuerte impulso a nuestra cooperación bilateral y consolidar aún más las excelentes relaciones entre nuestros dos países el señor Presidente de la República Iván Duque Márquez y el entonces Canciller Carlos Holmes Trujillo, tomaron la decisión de elevar el estatus de la representación diplomática en Rabat, que desde 2013 estaba a nivel de un Encargado de Negocios e.p. y que ahora está representada por una Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria.

Marruecos representa para Colombia un socio estratégico y lo percibimos como nuestra puerta de entrada al continente africano y al mundo árabe. En los últimos años, la alianza política entre nuestros países ha experimentado una importante dinámica de refuerzo, alcanzando una convergencia de puntos de vista sobre muchos asuntos regionales e internacionales de interés común. El Canciller Bourita expresó que “Marruecos quiere ver a América Latina a través de Colombia”. Asimismo, Rabat y Bogotá están ampliando su cooperación, tanto a nivel bilateral como multilateral, particularmente en el marco de la cooperación Sur-Sur.

María del Pilar Gómez y Mohamed VI. Presentación de las Cartas Credenciales de la Embajadora de Colombia al Rey de Marruecos (22/01/2020)
Clara RIVEROS: En mayo próximo usted cumplirá un año de haber llegado a Rabat como Embajadora de la República de Colombia ante el Reino de Marruecos. ¿Cuál ha sido el descubrimiento más notable y qué puede destacar de su estancia en Marruecos para quienes todavía no conocen el país magrebí?

María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: Me ha sorprendido gratamente, después de 4 años sin visitar Marruecos, los avances que se han alcanzado para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, la productividad y competitividad de su economía, lo cual es perceptible en el día a día a través de los grandes desarrollos en infraestructura a lo largo de Marruecos. Desarrollos que se reflejan en grandes autopistas que facilitan la conectividad entre las diferentes regiones del Reino, una red férrea cada vez más amplia e interconectada y puertos con grandes capacidades como el de Casablanca y el de Tanger Med. En su política exterior, encuentro en Marruecos un actor líder y relevante en su región y en la comunidad internacional .

Clara RIVEROS: ¿Cómo podrían Colombia y Marruecos avanzar en sus relaciones comerciales e intercambio económico? Es evidente que queda un gran camino por descubrir, explorar y recorrer, pero ¿Existe el interés? ¿Se ha producido algún intercambio entre empresarios colombianos e inversionistas marroquíes a lado y lado del Atlántico?
María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: A pesar de las excelentes relaciones entre Marruecos y Colombia y la existencia de un Acuerdo Comercial suscrito en 1995, las cifras actuales de flujos comerciales entre ambos países permanecen muy por debajo de las potencialidades. En la última reunión de Consultas Políticas, Colombia manifestó su voluntad de trabajar conjuntamente en la identificación de oportunidades comerciales concretas que permita profundizar los lazos comerciales. Se acordó el intercambio de datos de expertos técnicos que inicien las coordinaciones para identificar intereses comerciales en ambos mercados.

Dado el creciente interés de los exportadores colombianos por mejorar las condiciones de acceso a los mercados de África y el medio oriente, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y otras entidades vienen trabajando en el diseño y desarrollo de una estrategia para promover las exportaciones a los productos identificados a algunos mercados africanos, entre ellos, Marruecos. Sobre la base de esta identificación previa y la validación realizada con el sector privado, el Mincit espera iniciar contactos con Marruecos para que sus autoridades hagan lo mismo identificando productos de interés en el mercado colombiano. Esta información podría ser la base para desarrollar contactos iniciales a nivel técnico, con el objetivo de implementar estrategias para la promoción del comercio.

Clara RIVEROS: ¿Cuáles son los antecedentes y en que consistió la II Reunión de Comisión Mixta entre Colombia y Marruecos que tuvo lugar en Rabat a mediados de febrero y que llevó a la aprobación de un Programa de Cooperación Bilateral para el período 2020-2022?

María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: En el marco del Acuerdo de Cooperación Técnica y Científica entre Colombia y Marruecos, suscrito el 19 de octubre de 1992 y del Acuerdo Cultural suscrito el 13 de diciembre de 1991, se llevó a cabo la II Reunión de la Comisión Mixta de Cooperación Técnica, Científica y Cultural el pasado 13 de febrero en Rabat.

El nuevo Programa de Cooperación y Cultura 2020-2022 reúne los intereses mutuos y marca el relanzamiento de las relaciones de cooperación entre ambos Gobiernos. El programa se compone de 7 proyectos en los sectores de turismo, artesanías, agricultura, seguridad sanitaria, archivo, deporte y seguridad, los cuales tienen como propósito contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por ejemplo, el proyecto de “Intercambio de Saberes sobre Fútbol Infantil y Juvenil” nace del interés del Gobierno de Marruecos por conocer la experiencia de Colombia en materia de formación para futbolistas y entrenadores. Con este proyecto se materializa esta intención de cooperación que permitirá la capacitación de una delegación de Marruecos en aspectos integrales para la formación de deportistas y entrenadores en una duración de 60 horas de educación presencial, divididas en dos módulos de 30 horas en cada país. Además de concebirse como un proyecto de enseñanza deportiva, el curso ofrece capacitación en nutrición, carga, esfuerzo, recuperación y marketing deportivo.

Clara RIVEROS: ¿En este escenario se habló de la posibilidad de exención de visados para ciudadanos marroquíes y colombianos?

María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: En la agenda de la II Reunión de la Comisión Mixta este tema no fue tratado. No obstante, a raíz de la visita del Canciller colombiano a Rabat el año pasado, se manifestó la intención de finalizar la negociación de un Acuerdo en materia de Exención de Visas para pasaportes ordinarios, que contribuya a lograr mayores contactos entre los ciudadanos de ambos países. El acuerdo se encuentra negociado y está a la espera de ser firmado en un próximo encuentro de los cancilleres o durante la visita deI señor Ministro Nasser Bourita a Colombia, quien manifestó su interés en visitar Colombia este 2020.

La Embajadora María del Pilar Gómez Valderrama durante la presentación de sus Cartas Credenciales al Rey de Marruecos (22/01/2020)

Clara RIVEROS: Es evidente el buen clima —quizá no sea exagerado sugerir que los dos países atraviesan su mejor momento desde que establecieron relaciones diplomáticas—, y el fortalecimiento que ha experimentado la relación bilateral en los años recientes. Nótense, en ese sentido, las declaraciones recientes del Director General de Relaciones Bilaterales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Marruecos, Fouad Yazourh, quien manifestó la admiración de su país respecto al papel desempeñado por Colombia frente a los efectos de derrame de la crisis venezolana. De otra parte, la Viceministra de Asuntos Multilaterales de Colombia, Adriana Mejía Hernández, destacó la existencia de puntos de encuentro y visiones compartidas por los dos países en diferentes temas y problemas globales. ¿Cuáles son esos intereses comunes y los temas en los que Colombia y Marruecos tienen una visión compartida?

María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: Marruecos y Colombia, cada uno en su región, hacen frente a desafíos mundiales similares como el terrorismo, la seguridad global, la migración, el desarrollo humano, la seguridad alimentaria, el cambio climático, el problema mundial de las drogas, entre otros, y comparten la misma visión de que la confrontación de estos desafíos requiere de los esfuerzos concertados de los Estados y las Organizaciones Internacionales para superarlos colectivamente. Dentro de este marco, los dos países son promotores de la paz en sus respectivas regiones. Marruecos y Colombia comparten los mismos valores de democracia y justicia.

Clara RIVEROS: ¿Colombia apoya los esfuerzos de Naciones Unidas y, específicamente, del Consejo de Seguridad para hallar una solución política realista y mutuamente aceptable al diferendo territorial norteafricano y, además, estima la viabilidad del estatuto de autonomía propuesto por Marruecos para la resolución de la controversia del Sahara Occidental? Se lo pregunto porque medios marroquíes destacaron la semana pasada que Colombia apoya la posición de Marruecos para encontrar una solución al diferendo del Sahara. La Viceministra de Asuntos Multilaterales de Colombia, Adriana Mejía Hernández, habría reiterado en Rabat el apoyo de Colombia a la posición de Marruecos. ¿Puede explicar la evolución en la posición del Estado colombiano a este respecto?

María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: Como bien lo dice, Colombia ha apoyado sistemáticamente los esfuerzos de la comunidad internacional para alcanzar una solución en este tema, dentro del marco de las resoluciones adoptadas por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El canciller de Colombia el año pasado en su visita oficial a Marruecos, resaltó, como ha sido reconocido en distintas resoluciones del Consejo de Seguridad, el valor de los serios esfuerzos adelantados por el Reino de Marruecos en este sentido, y celebró su propuesta presentada en 2007, con miras a alcanzar una solución política realista, duradera y basada en el compromiso de todas las partes para poner fin a esta cuestión, que es vital para Marruecos, en el marco de su soberanía e integridad territorial.
Clara RIVEROS: Finalmente, ¿Cuáles son los retos y desafíos de la relación bilateral y sus expectativas y objetivos como representante de Colombia en Marruecos?
María del Pilar GÓMEZ VALDERRAMA: Hay tareas en lo económico. Nuestros intercambios económicos y comerciales están muy por debajo de las potencialidades que tienen los dos países. Necesitamos aumentar el volumen de nuestras exportaciones hacia Marruecos a través de una mayor diversificación de nuestros productos. En esta materia las cifras podrían mejorar.

A Marruecos le compramos aparatos de aire acondicionado, ropa para mujer, abonos minerales o químicos, pantalones, bisagras de metal para automóviles, partes/accesorios de carrocería y nosotros exportamos a Marruecos carbón, aceite de palma en bruto, café sin tostar sin descafeinar, policloruro de vinilo, gases butanos licuados.

Necesitamos buscar nuevas oportunidades de negocios para el desarrollo del flujo de estos intercambios. En cuanto a la cultura, este es un extraordinario vínculo para la cooperación y el acercamiento entre los países y sus pueblos, por lo cual tenemos previsto continuar con la realización de diversos eventos culturales y académicos durante el transcurso de este año.

*Clara Riveros es politóloga, consultora, analista política en temas relacionados con América Latina y Marruecos y directora en CPLATAM -Análisis Político en América Latina- ©

Marzo 2020

En redes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.