Casa de periodista es grafiteada tras publicación de artículo crítico

logofundamedios

07/04/2015

La noche del 5 de abril de 2015, Ivonne Guzmán, periodista y columnista de diario El Comercio fue víctima de hostigamiento e intimidación por parte de desconocidos, quienes rayaron el portón de su vivienda en Quito con las palabras: “sapa puta”.

En diálogo con Fundamedios la comunicadora aseguró que el hecho se produjo entre las 20:00 y 21:00  cree que este podría tener relación con su más reciente artículo publicado el pasado 11 de marzo bajo el título “¡Gracias!” en donde cuestionó el alto costo de la vida y las sobretasas a los productos importados que fijó el gobierno,. Según Guzmán, el mencionado artículo  tuvo mucha repercusión en redes sociales, en donde también fue hostigada desde cuentas conocidas por apoyar al Presidente.

Antes de que sucediera el hecho, diario El Comercio publicó el 3 de abril una carta que envió el secretario de comunicación Fernando Alvarado como réplica  al mencionado artículo. En ella, el funcionario le agradeció, irónicamente a la periodista por mostrarle que para publicar artículos de opinión  en ese medio de comunicación “solo se necesita proferir insultos y abundar en descalificaciones, además de emitir opiniones sin el debido sustento con el afán de desinformar a sus lectores”. En ese sentido, el funcionario también le “agradeció” por “simular ser una ciudadana de clase media e intentar engañarnos en este artículo al omitir voluntariamente sus intereses personales, vinculados con su trabajo…” y añadió que eso confirma lo que Guzmán señaló en su artículo respecto a que “lo que sobra en este país son vivos e incapaces”. El término “sapo o sapa” es comúnmente utilizado en Ecuador como sinónimo de viveza o de alguien que se aprovecha de la ingenuidad  o bondad los demás.

Guzmán confesó que el insulto escrito en la puerta de su vivienda la puso muy nerviosa y que lo que busca es amedrentarla. Anunció que pondrá su denuncia ante la Fiscalía para que se investigue el hecho.

Journalist’s house is graffitied after she published an article criticizing the government

On the night of 5 April 2015, Ivonne Guzmán, journalist and columnist for the newspaper El Comercio, was the victim of harassment and intimidation by unidentified persons who scratched the words “sapa puta” (cunning bitch) on the gate of her Quito home.

The journalist told Fundamedios that the incident occurred between 20:00 and 21:00 and that she believed it could be related to her most recent article published on 11 March under the headline “Thanks!” in which she questioned the high cost of living and the surcharges on imports set by the government. According to Guzmán, this article had a major impact on the social networks, where people known to support the president also harassed her.

Before the event El Comercio had published, on 3 April, a letter sent by the communications secretary Fernando Alvarado in reply to the article. In the letter Alvarado ironically thanked the journalist for letting him know that to publish opinion pieces in this media outlet “you only need to insult and discredit, as well as give unfounded opinions in order to misinform the readers”. The official also “thanked” her for “pretending to be a middle class citizen and attempting to deceive us by voluntarily failing to mention her personal interests, related to her job…” and added that this confirms what Guzmán stated in her article regarding the fact that “what abounds in this country are cheats and incompetent people”. The term “sapo or sapa” is commonly used in Ecuador as synonymous with cunning or with someone who takes advantage of other people’s naivety or kindness.

Guzman confessed that the insult written on her door unnerved her and that its objective was to intimidate her. She announced that she will file a complaint with the Prosecutor’s office to ensure the event is investigated.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.