Canciller calificó de “ridiculez” que la CIDH invite al Estado a comparecer en audiencia

logofundamedios

Martes, Marzo 3, 2015 – 10:30

El 28 de febrero, el canciller Ricardo Patiño desconoció las competencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH al afirmar que “es una ridiculez” que este organismo pida explicaciones al Estado ecuatoriano por la muerte de un ciudadano indígena y anunció que no asistirán a las audiencias convocadas para el 154º Período de Sesiones en la sede de la Comisión.

Durante el Enlace Ciudadano N°413, el Canciller dijo lo siguiente: “La CIDH nos sigue invitando a audiencias generales, para el 17 de marzo estamos invitados audiencias generales (…) No entienden, nos siguen invitando, por la muerte de un compañero indígena, nos llaman para pedirnos explicaciones de eso, o sea es una ridiculez al Estado ecuatoriano para preguntar por qué un dirigente indígena murió, que se están haciendo las investigaciones”.

Tras esto, el presidente Correa le pidió al Canciller que les envíe a los de la CIDH una dosis de“ubicatex, una pildorita de ubicatex”. Término coloquial utilizado para que la gente ocupe su lugar y no se inmiscuya en asuntos que no le corresponden.

En ese sentido el Primer Mandatario se preguntó lo siguiente: “¿Llamaron (la CIDH) al Estado americano por la muerte de los afro estadounidenses asesinados por la policía? ¿Los llamaron alguna vez? Esa es la hipocresía ¿Llamaron alguna vez por la persecución a los de Lengua Noticias? Esa es la hipocresía de esta gente”, concluyó el Jefe de Estado, a lo que el Canciller acotó: “Esa es la situación que vivimos y por eso tenemos que cuidarnos de la injerencia y de la infiltración de los agentes de la CIA”.

Cabe recordar que la Carta de la OEA, ratificada por el Ecuador el 28 de diciembre de 1977, establece a la CIDH como un órgano principal de la OEA, que tiene como función promover la observancia y la defensa de los derechos humanos y servir como órgano consultivo de la Organización en dicha materia. La Convención Americana establece los deberes y obligaciones de los Estados como la de prevenir, investigar y sancionar cualquier violación a los derechos y libertades;  derechos protegidos por dicho tratado y declara también que las vías de protección son la CIDH y la CorteIDH, organismos competentes “para conocer  los asuntos relacionados con el cumplimiento de los compromisos contraídos por los Estados partes de la Convención”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.