Barack Obama firmó sanciones contra funcionarios venezolanos relacionados con violaciones de DD.HH.

El presidente Barack Obama firmó este jueves las sanciones aprobadas por el Congreso de los Estados Unidos contra funcionarios venezolanos vinculados con violaciones de DD.HH., durante las jornadas de protesta que tuvieron lugar en Venezuela. Las manifestaciones comenzaron el 12 de febrero y se prolongaron durante algunas semanas, dejando un saldo de 43 personas muertas y más de 150 casos de torturas por acciones coordinadas entre cuerpos de seguridad del Estado y grupos ilegales. Diferentes organizaciones alertaron y reportaron el uso excesivo de la fuerza policial, la detención de manifestantes y la violación al debido proceso, además de torturas, tratos crueles e inhumanos, ataques contra periodistas y detención de estudiantes y líderes de oposición como Leopoldo López.

Diosdado Cabello presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela se pronunció en una columna en The New York Times titulada «Intimidando a Venezuela con Derechos Humanos» y señaló que no es a través de sanciones de Estados Unidos a Venezuela que se avanzará en una «relación constructiva». El legislador oficialista aseguró que «la mayoría de los venezolanos, independientemente de su afiliación política, rechazan estas sanciones y las ven como una agresión sin fundamento. No vamos a ser intimidados por los esfuerzos para debilitar o desacreditar nuestro Gobierno». El presidente Nicolás Maduro calificó de «insolentes» las sanciones de ese país a funcionarios venezolanos.

Henrique Capriles mencionó a través de sus redes sociales que esas medidas no son contra los venezolanos, ni afectan a Venezuela. Qué ese es un problema de los «enchufados», así denominan a los funcionarios chavistas. El líder opositor señaló que los problemas que en realidad afectan a los venezolanos son la inseguridad, la escasez, la inflación, la situación en los hospitales y la grave crisis económica, pero no las sanciones a «enchufados».

Voceros del departamento de Estado de EE.UU. declararon que las sanciones serán individuales y que no pretenden afectar al pueblo venezolano, sino a los representantes del Gobierno de Nicolás Maduro que participaron de forma directa o indirecta en la represión sistemática de los manifestantes que fue denunciada en la Organización de Naciones Unidas (ONU) y en otras instancias internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los gobiernos populistas de la región y algunos movimientos de izquierda han respaldado al gobierno venezolano durante estos meses, refiriéndose a lo ocurrido como un intento de desestabilización al gobierno del PSUV y desconociendo a las víctimas de esos incidentes.

Diciembre 18, 2014

CPLATAm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.