Argentina

Publicado en: Argentina, Fichas Técnicas | 0

Argentina

República Argentina*

Capital: Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Independencia oficial: 9 julio 1816 (Independencia de España)

Área total: 2 780 400 km²

Fronteras: 9,861 km / Bolivia 832 km, Brasil 1,261 km, Chile 5,308 km, Paraguay 1,880 km, Uruguay 580 km

Población: 43,024,374 millones de habitantes.

Forma de gobierno: República Federal. Constitución vigente de 1994, previamente regía la de 1853 modificada en múltiples oportunidades.

Divisiones administrativas: 23 provincias

Día Nacional: 25 de Mayo (Revolución 25 de mayo 1810)

Poder Ejecutivo

Jefe de Estado y de gobierno: presidente Mauricio Macri desde el 10 de diciembre de 2015. Le acompaña Gabriela Michetti como vicepresidente. Presidente y vicepresidente son elegidos por voto popular para un término de cuatro años con posibilidad de reelección inmediata por un periodo. La coalición Cambiemos obtuvo 12.997.937 votos (51,34%) mientras que -Daniel Scioli y Carlos Zannini– el Frente para la Victoria alcanzó 12.309.301 votos (48,66%). La diferencia fue de 680.607 votos en favor de la oposición.

Últimas elecciones: 25 de octubre de 2015 primera vuelta; 22 de noviembre de 2015 segunda vuelta.

Poder Legislativo

Congreso de la Nación Argentina: bicameral. En el Senado hay 72 escaños, los senadores se eligen por voto directo. Actualmente un tercio de los miembros son elegidos cada dos años para un mandato de seis años. En la Cámara de Diputados se cuentan 257 escaños; los miembros son elegidos por voto directo y la mitad de representantes son elegidos cada dos años para un mandato de cuatro años.

Composición actual de la Cámara de diputados: 89, Cambiemos; 81, PJ-FPV; 37, UNA y aliados; 17, PJ-Bloque Justicialista; 8, Progresistas; 6, FCpS; 4, JpA y aliados; 3, PF – CF; 4, FIT; 1, Solidario Sí; 1, Cultura, Educación y Trabajo; 1, Proyecto Sur; 1, Movimiento Solidario Popular; 1, FORJA; 1, Salta Somos Todos; 1, Avanza San Luis; 1, Bloque Unipersonal. Composición actual del Senado: 39, PJ – FPV; 8, UCR; 6, PRO; 3, UNA; 2, PJ-SL; 2, MPN; 2, PJ-LP; 1, Federalismo y Liberación; 1, Frente Cívico y Social de Catamarca; 1, Frente Popular; 1, CC-ARI; 1, GEN; 2, Justicialistas 8 de Octubre-Pares; 1, Producción y Trabajo; 1, Proyecto sur-UNEN; 1, Santa Fe Federal.

Últimas elecciones: 25 de octubre de 2015.

Poder Judicial

La máxima instancia es la Corte Suprema, compuesta por el presidente del tribunal, el vice-presidente y 5 jueces. Argentina cuenta con un sistema de tribunales federales y provinciales. Los jueces son designados por el poder ejecutivo y aprobados por el Senado; los jueces son vitalicios.

Tribunales inferiores: tribunales de apelación a nivel federal, del distrito y tribunales territoriales; tribunales de instancia suprema, de apelación y de primer nivel provincial.

  • El gobierno de Cristina Fernández -en correspondencia con el avasallamiento de poderes que caracterizó sus gestiones- buscó sin éxito, intervenir la justicia con un polémico proyecto de ley -asesorado por el (ex) juez español Baltasar Garzó- al que se referían como la “democratización de la justicia”, pretendía modificaciones tanto en la estructura como en los procedimientos del Poder Judicial.

Economía

Argentina se beneficia de los recursos naturales, principalmente la soja, que alcanzó precios altísimos en la última década. El sector agrícola está orientado a la exportación y hay una base industrial diversificada.

Argentina es un caso particular en la región, fue uno de los países más ricos del mundo durante las primeras décadas del siglo XX pero desde la segunda mitad del siglo ha sufrido una especie de retroceso y estancamiento, en parte por la implantación de un modelo populista que se arraigó en la sociedad. El país ha enfrentado crisis económicas recurrentes y persistentes déficits fiscales y de cuenta corriente, así como una altísima inflación, el aumento de la deuda externa y la fuga de capitales.

El endeudamiento público y externo, y una corrida bancaria sin precedentes propiciaron en 2001 la crisis económica, social y política más grave en la historia del país. El presidente interino Adolfo Rodríguez Saá declaró el default, Argentina alcanzó la deuda externa más grande en diciembre de ese año y, a pocos días de asumir el cargo, el presidente renunció. Su sucesor, Eduardo Duhalde, anunció el fin de la convertibilidad (entiéndase el 1 a 1, la paridad del peso con el dólar de los EE.UU.) a principios de 2002. La economía tocó fondo ese año, el PIB real era un 18% menor que en 1998 y casi el 60% de argentinos estaban bajo la línea de pobreza.

La coyuntura internacional favorable sirvió para que el país comenzará la recuperación de su economía coincidiendo con la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia. Sin embargo, el manejo de la política económica no fue eficiente durante las gestiones de los Kirchner pese a la bonanza económica. A partir de 2007 empezaron a alterarse los datos de inflación, situación que se agravó con el paso del tiempo, mientras que la inflación de dos dígitos ha ido en aumento y es la segunda más alta de América Latina después de Venezuela. La percepción internacional de Argentina es desfavorable, se cuenta entre los países más corruptos del mundo por el “favoritismo en las decisiones de gobierno”; el “Desvío de fondos públicos”; y, el “Despilfarro de los fondos públicos”, entre otros factores revelados en el informe del Foro Económico Mundial 2014-2015. (Organizaciones internacionales, expertos, medios locales y extranjeros alertaron sobre el agravamiento de la situación argentina durante el segundo mandato de Cristina Fernández).

Hay quienes observan que el mal manejo de la economía y sus consecuentes efectos en la sociedad posibilitaron el cambio político y el triunfo de Mauricio Macri. En tiempo de bonanza económica la tolerancia frente al deterioro institucional y a la corrupción de la élite gobernante fue mayor. Sumado a lo económico, la muerte -no aclarada- del fiscal Nisman fue un punto de quiebre para la institucionalidad, un hecho que alarmó a una parte significativa de la sociedad.

El historiador Luis Alberto Romero se refirió a la “cleptocracia” porque va más “directamente al núcleo de un régimen construido sobre dos columnas: la concentración de poder y la acumulación de riqueza”. La “cleptocracia” es “un concepto claro y directo”. “Se refiere a un grupo gobernante que utiliza los recursos del Estado para organizar un saqueo sistemático, con el que se llenan las cajas políticas y las privadas, difíciles de distinguir”, en referencia a las gestiones Kirchner.

Cristina Fernández y sus principales funcionarios dejaron sus cargos mucho más ricos que cuando asumieron, solo en lo que declaró –que no incluye bienes que ahora están a nombre de sus hijos, ni testaferros, ni denuncias por enriquecimiento ilícito, tampoco fortunas ocultas en paraísos fiscales- el incremento patrimonial de Cristina Fernández de Kirchner fue de 843% en los últimos 12 años. Mauricio Macri anunció que congelará su patrimonio en un fideicomiso como mecanismo de transparencia y para blindar su gestión.

“Mauricio Macri va a heredar un país quebrado”, un país que no crece hace cuatro años, un país sin estadísticas confiables, luego de que el INDEC -Instituto Nacional de Estadística y Censos–  fuese intervenido a inicios de 2007. La inflación, según consultoras privadas, ronda el 25% y la acumulada en las gestiones de Cristina Fernández es cercana al 476,5%.

El cálculo de instituciones independientes aproximó una medición de la pobreza entre 23 y 28% ante la ausencia de estadísticas oficiales. La gestión Kirchner terminó con una caída de casi 40% en las reservas del BCRA y una deuda pública que aumentó unos USD 60.000 millones, es decir, superior a la que había antes de la reestructuración de 2005.

En los primeros días de marzo (2016) el presidente Macri apeló a la herencia recibida: “Nos llevaron a la pobreza”, refiriéndose al panorama desolador de la situación del país. El mandatario se comprometió a publicar todos los datos para que los ciudadanos sepan qué país se encontró. En los primeros tres meses de gestión, el presidente tiene un apoyo cercano al 70%, “él necesitaba explicar claramente que heredó una bomba para que los argentinos le den un margen antes de caer en el desánimo ante la ausencia de resultados”.

 

Información adicional

CPLATAMLOGO

 

* Con información de The World Factbook -CIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.