Argelia

Publicado en: Argelia, Fichas Técnicas, MAGREB | 0

Nombre oficial: República Argelina Democrática y Popular (al Djumhuriyah al Djaza’iriyah al Dimuqratiyah al Sha’biyah)

Capital: Argel

Forma de Estado: república popular

Forma de Gobierno: El presidente de la república es el jefe de Estado y el jefe de Gobierno. Constitución vigente desde 1963

Fronteras con: Libia 982 km; Níger 956 km; Malí 1.376 km; Túnez 965 km, Mauritania 463 Km; y Marruecos 1.559 km a lo que se añaden 42 km en la zona del Sahara Occidental —territorio disputado: Marruecos vs. Frente Polisario/Argelia[1]—

Extensión: 2.381.740 km²

Población: 43. 216. 714 millones de habitantes*

Independencia oficial: 3 de julio de 1962 (Independencia de Francia)

Día nacional: 22 de febrero

Idioma: árabe clásico (lengua nacional y oficial); tamazigh (lengua nacional); francés y árabe dialectal (son lenguas comúnmente usadas)

Moneda: Dinar argelino (DA)

Religión: Islam (sunní) 95% y una minoría cristiana (150.000)

División Administrativa: 48 wilayas (provincias), 553 dairas y 1.541 municipios

Poder Ejecutivo

Jefe de Estado: presidente Abdelmadjid Tebboune (activo en el cargo desde diciembre de 2019). Fue elegido tras obtener la mayoría de votos. Su periodo de mandato es de cinco años. Puede ser reelegido para un segundo mandato. También es el jefe de Gobierno. La última elección fue celebrada el 12 de diciembre de 2019 y la próxima será realizada en el año 2024.

Nota:
Argelia fue gobernada durante más de un siglo por Francia. Los argelinos lucharon durante gran parte de la década de 1950 para conseguir la independencia que finalmente lograron en 1962. El ala militar desplazó el ala política del Frente de Liberación Nacional y se apoltronó en el poder. Desde entonces el régimen militar ha dominado la vida política y ha controlado la economía del país.

Tras la oleada de protestas periódicas que tuvieron lugar en Argelia durante 2019 y que marcaron los primeros meses del año anterior, el régimen militar optó por sacar de la escena política al presidente Abdelaziz Buteflika (Bouteflika en francés) quien llevaba dos décadas en el poder. Buteflika dejó de hablar en público a partir de 2013, tras sufrir un accidente cerebrovascular, era evidente que no gobernaba hace años, pero incluso así el régimen comunicó que el mandatario aspiraría a una quinta candidatura presidencial. La indignación social se tomó las calles. El régimen militar optó por designar a otro de los suyos como presidente interino y, hacia finales de 2019, celebró «elecciones» a la usanza de las dictaduras africanas que ya emulan regímenes como el venezolano. El proceso electoral promovido por el régimen argelino dio como «ganador» a otro de los suyos: Abdelmadjid Tebboune. Tebboune resultó electo con el 58,13% de los votos, con una participación del 40% del electorado. Los argelinos de nuevo protestaron porque consideran que el ganador es un presidente ilegítimo designado en un proceso electoral viciado, sin garantías y sin verdadera competencia. «Fiel al sacrificio supremo y a la memoria sagrada de nuestros mártires, así como a los ideales de la revolución de noviembre, juro por Alá todopoderoso respetar y glorificar la religión islámica, defender la Constitución, velar por la continuidad del Estado», dijo el nuevo mandatario, ex primer ministro de Bouteflika, durante su discurso de posesión el pasado diciembre .

Poder Legislativo

Parlamento bicameral compuesto por: Consejo de la Nación, Cámara alta compuesta por 144 escaños (un tercio de los miembros fueron nombrados por el presidente, dos tercios fueron elegidos por la mayoría de las personas pertenecientes a un colegio electoral compuesto por miembros de los consejos locales). Los miembros de la Cámara alta ejercen su mandato durante un periodo de seis años y la mitad de ellos son renovados cada tres años. (La última elección se realizó el 29 de diciembre de 2018 y la próxima se llevará a cabo en diciembre de 2021).

Asamblea Nacional del Pueblo: Cámara baja compuesta por 462 escaños (incluidos 8 escaños de representantes en el extranjero. Los miembros de la Cámara baja son elegidos por circunscripciones y representación proporcional). Ejercen su mandato por un periodo cinco años. La última elección se llevó a cabo el 4 de mayo de 2017 y la próxima será realizada en el año 2022.

Poder Judicial

Tribunal Supremo: Compuesto por 150 jueces (que son nombrados por el Consejo Superior de la Magistratura cuyo órgano administrativo está presidido por el presidente de la República e incluye al vicepresidente de la República). Los jueces están distribuidos en ocho salas: (1) Civil, (2) Comercial y Marítimo, (3) Penal, (4) Cámara de Delitos y Contravenciones, (5) Cámara de Peticiones, (6) Tierra, (7) Estatuto Personal y (8) Social.

Consejo Constitucional: Compuesto por 12 miembros (cuatro son nombrados por el presidente de la república, 2 por cada una de las cámaras del Parlamento, 2 por el Tribunal Supremo y 2 por el Consejo de Estado) entre los que están incluidos el presidente del tribunal y el vicepresidente. Ocupan el cargo por seis años. Aunque formalmente el sistema judicial argelino no incluye los tribunales de la sharía y no es un Estado confesional islámico en estricto sentido, en la práctica funciona como si lo fuera. Véase en ese sentido el juramento del presidente al posesionarse en el cargo y que ha sido referido en líneas anteriores o la sanción penal y la obstrucción legal para el pleno ejercicio de las libertades individuales).

Economía

La economía de Argelia sigue estando controlada por el Estado debido al modelo político e ideológico de corte socialista que impuso el FLN en el periodo posterior a independencia del país. El Gobierno de Argelia ha detenido la privatización de las industrias estatales y propuso una política explícita de sustitución y restricción de importaciones, a la vez que ha limitado la participación extranjera en su economía.

Los hidrocarburos han sido durante mucho tiempo el pilar de la economía argelina y representan aproximadamente el 30% del producto interno bruto, el 60% de los ingresos presupuestarios y casi el 95% de los ingresos por exportaciones. La exportación de hidrocarburos le permite a Argelia mantener cierta estabilidad macroeconómica, adicionalmente acumula reservas de divisas manteniendo una deuda externa relativamente baja.

Argelia es el país más grande de África y cuenta con la décima mayor reserva de gas natural del mundo, destaca como la tercera mayor reserva de gas de esquisto. Adicionalmente, ocupa el puesto número seis como uno de los mayores exportadores de gas y el puesto 16 en reservas probadas de petróleo. Sus exportaciones de energía son la fuente del 95% de los ingresos estatales pero cayeron en un 12,5% en 2019. Por lo anterior, el Gobierno se vio obligado a reducir el gasto público en un 9% para 2020. La caída en los precios del petróleo redujo la capacidad del Gobierno para distribuir rentas y para financiar subsidios públicos. El régimen ha tenido que reducir el gasto y también decidió incrementar los impuestos en los precios de algunos bienes importados, así como en la gasolina, los cigarrillos y las bebidas alcohólicas.

Notas adicionales

[1] Argelia ha buscado redefinir sus fronteras desde su independencia (1962), así como acceder al Atlántico por cuestiones geoestratégicas. Por lo anterior, alberga en su territorio al movimiento subversivo Frente Polisario desde 1974. Un movimiento subversivo creado en Mauritania en 1973, fue absorbido por Argelia en 1974, nació en la última etapa de la presencia colonial española en Marruecos. Como se sabe, Francia retrocedió a Marruecos la zona centro en 1955 y España devolvió la zona norte en 1956. Respecto a la zona sur, el Sahara, el proceso de recuperación se dio de manera gradual y a través de tratados internacionales: Tarfaya en 1958; Sidi Ifni en 1969; y, finalmente, Saguia el Hamra y Río de Oro en 1975, con el Acuerdo de Madrid, del cual la Asamblea General tomó nota en diciembre de ese año. Por su parte, el Frente Polisario es una estructura político-militar que —auspiciada por Argelia y Libia (en la era de Muamar el Gadafi)— se embarcó en un conflicto bélico con Marruecos y reclama hasta hoy la independencia del Sahara Occidental. El Polisario regenta campamentos con una población que no solo enfrenta difíciles condiciones para su subsistencia, sino que padece el rigor del régimen totalitario que instauró ese movimiento de liberación. La población —que vive de las ayudas internacionales— es originaria del Sahara Occidental, cuya potencia administradora es Marruecos, pero también proviene de Malí, de Argelia y de Mauritania. Del contencioso territorial del Sahara Occidental se ocupa el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que —en sus sucesivas resoluciones— insta a las partes a negociar y a encontrar una solución política basada en la avenencia, con carácter realista y con espíritu de compromiso. El Consejo de Seguridad ha pedido a los países vecinos participar activamente del proceso —en clara alusión al papel que desempeña Argelia en esa controversia—. Lo anterior explica la participación de Argel en las mesas redondas de Ginebra en 2018 y en 2019 —donde además de Marruecos y el Frente Polisario estuvieron presentes Argelia y Mauritania—. Véanse las resoluciones vigentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas relativas al Sahara Occidental, a saber: 1754 (2007), 1783 (2007), 1813 (2008), 1871 (2009), 1920 (2010), 1979 (2011), 2044 (2012), 2099 (2013), 2152 (2014), 2218 (2015), 2285 (2016), 2351 (2017), 2414 (2018), 2440 (2018), 2468 (2019) y 2494 (2019)Para mayor información pueden consultarse algunos contenidos exclusivos de CPLATAM sobre el Contencioso del Sahara Occidental. Otras lecturas recomendadas: Dispelling Misconceptions and Misrepresentations about Western Sahara o Western Sahara: The Historical Commitment Sweden Should Remember del experto Samis Bennis, co-fundador y editor en jefe de Morocco World News.

*Según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) de Argelia, la población argelina ha crecido de forma acelerada durante los últimos años: en 1990, el país tenía 25 millones de habitantes, en enero de 2019 eran 42,4 millones de argelinos.

Con información de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España y The World Factbook — Central Intelligence Agency (CIA). Elaboración CPLATAM -Análisis Político en América Latina- ©

2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.